El 12 de junio del año 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) instituyó el primer día contra el Trabajo Infantil, con el objetivo de sensibilizar al mundo sobre la grave situación de explotación y maltrato de niños, niñas y adolescentes involucrados en el ámbito laboral.

¿Qué es el trabajo infantil?

Uno de los principales objetivos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fundada en el año 1919 fue la de abolir el trabajo infantil, adoptando y supervisando los estándares laborales de edad mínima, que debería coincidir con la edad en que cesa la obligatoriedad de ir a la escuela.

La educación es un derecho básico de todos los niños, niñas y adolescentes, de manera que obligarlos a trabajar es atentar contra ello. Por ello, UNICEF viene ayudando durante mucho tiempo a diversos países a elaborar y aplicar programas integrales para hacer frente a esta problemática, desde el marco jurídico, político, social y cultural.